Estrés en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Cuando hablamos de estrés nos referimos a un estado del organismo, en su componente físico y psicológico, caracterizado por el sobreesfuerzo ante demandas (estresores) de naturaleza objetiva o subjetiva, cuya respuesta está modulada por la evaluación cognitiva que se hace de la misma.

La exposición a estrés moderado es adaptativa ya que despierta en el individuo la motivación, exigiéndole cierto nivel de activación que le permite realizar acciones con resultado positivo si el desempeño es adecuado. Sin embargo, la exposición crónica o un nivel elevado de estrés puede tener consecuencias sobre la salud afectando al sistema inmunitario, cardiovascular, neuroendocrino y nervioso central, así como generar problemas de regulación de la ansiedad y con otras emociones, alterando seriamente nuestra calidad de vida.

El estrés laboral se entiende como el conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y de comportamiento a ciertos aspectos adversos y nocivos del contenido, la organización o el entorno de trabajo.

En las FCS, parece que existen dos factores que favorecen la aparición de estrés. El primero, es la exposición continua a situaciones conflictivas y arriesgadas y a situaciones con alto nivel de incertidumbre y en segundo lugar, la posibilidad de uso de herramientas potencialmente dañinas, el arma de fuego y bastón policial. También son extresores en la policía, a parte de los eventos y situaciones a las que están expuestos, las cuestiones de funcionamiento interno, problemas con los mandos, falta de cooperación entre compañeros, manejo de equipos inadecuados, problemas de conciliación, acoso, etc.

Muchos estudios ponen de manifiesto que la emoción más experimentada por los agentes de policía es el estrés y que el trabajo policial es una de las actividades más estresantes que una persona puede llevar a cabo, por lo que se puede inferir que el trabajo en las FCS está directamente relacionado con el estrés y, por tanto, su personal tiene mayor riesgo de ver alterado su bienestar psicológico que la población general al estar expuesto a estrés de manera habitual.

Consciente de esta cuestión, desde Vive CNP ofrecemos recurso psicológico de asesoramiento y orientación psicosocial para hacer frente a esas situaciones que están afectando a nuestras vidas y generando un estrés elevado, y así poder evitar las consecuencias negativas que dicha situación nos puede generar.

canarias

Ver más publicaciones de este autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *